Los Masai podrán seguir pastoreando en sus tierras

Gracias a la presión ejercida en una campaña global por parte de plataformas activistas y secundada internacionalmente por millones de ciudadanos, el presidente de Tanzania, Jakaya Mrisho Kikwete, ha anunciado que la tribu Masai del país no sería finalmente expulsada de las tierras de Loliondo. Ya en 2012 Kikwete hubo de negar, posponiendo hasta marzo de este año, sus  planes de reducción de los territorios del pueblo, ampliamente distribuido en Kenia y Tanzania, debido a la tormenta mediática y popular desatada tras la filtración a la prensa. Finalmente, gracias al esfuerzo de organizaciones como Survival o Avaaz, los más de 800.000 individuos de la tribu más conocida del continente africano podrán permanecer en Loliondo, al norte de Tanzania.

Pese al alegato gubernamental de que dicho territorio debe ser liberado de manyattas, las chozas que constituyen sus asentamientos del pueblo masai, y del pastoreo ejercido por la tribu a fin de ser convertido en un corredor natural que posibilite la migración de especies entre los parques nacionales de Serengueti (Tanzania) y Masai Mara (Kenia); dicha zona está arrendada desde 1992 a la empresa de caza Ortello Business Corporation. De este modo, el gobierno permite a los turistas ricos la práctica de la caza mayor mientras se fuerza a las poblaciones indígenas a abandonar sus tierras.

Gracias al clamor desatado por la firma masiva de la petición en la web de Avaaz, el equipo de dicha plataforma pudo plantear acciones con gran repercusión mediática consiguiendo que las televisiones CNN y BBC visitaran a la tribu masai e hicieran público el drama de su historia y publicando anuncios en prensa dejando en evidencia los planes del presidente tanzano. Pero no sólo esto sino que asesoraron a los ancianos, base del sistema político de organización de la tribu, para que plantearan su estrategia frente al gobierno y los apoyaron económicamente para que crearan un asentamiento frente a la oficina del Primer Ministro hasta que este accedió a recibirlos semanas después. El trabajo de la tribu, el apoyo ciudadano -inundando con mensajes al presidente y ministros- y el de los activistas de Avaaz -persuadiendo a la diplomacia internacional a abordar el tema- consiguió el triunfo final del pueblo masai.

Esta victoria marca un nuevo hito en una disputa que se prolonga desde hace más de 20 años y desde que, hace más de un siglo, los territorios del pueblo masai se redujeran en más de un 60% al ser expulsados por los británicos para ceder sus tierras a los colonos. Pese a los intentos de los gobiernos keniata y tanzano por que adopten una vida más asentada, los masais reclaman su derecho al pastoreo en muchos de los parques nacionales de ambos países, siendo su principal reivindicación en la Organización de Naciones y Pueblos no representados de la que forman parte desde 2004.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s